En México los grandes edificios y muchas obras arquitectónicas han sido creados por arquitectos reconocidos, gracias a su extraordinaria labor.

Muchos de estos arquitectos dedicaron sus vidas a participar en concursos que les dieron la posibilidad de construir edificios que ahora “adornan” las calles de la Ciudad de México, Monterrey y hasta en el extranjero.

Entre los profesionales de la arquitectura mexicana más distinguidos se encuentran:

Luis Barragán, quien se encargó de erigir la casa/estudio de Barragán y el convento de Capuchinas en Tlalpan.

Ricardo Legorreta fue el único mexicano que ha recibido el Praemium Imperiale otorgado por la Asociación de Arte de Japón (2011). Entre sus proyectos destacados se encuentra el Hotel Camino Real de la Ciudad de México.

Teodoro González de León se encargó de crear el Museo Rufino Tamayo, la Universidad Pedagógica Nacional y de la remodelación del Auditorio Nacional.

Ellos son solo tres de varios mexicanos más que han sobresalido en el ámbito de la arquitectura y a quienes debemos construcciones verdaderamente bellas e innovadoras.

Conoce más acerca de ellos en el sitio Obras.